Con la Avenida 8 Páez revive el centro histórico

Visitas: 205

-El centro de la ciudad lo vamos reconstruyendo por etapas, de acuerdo con el plan fijado y anunciado en 2019.
-Todas las fachadas fueron rehabilitadas o reconstruidas, y pintadas con alegres colores, que armonizan con el espacio.


La cotidianidad y el diario ir y venir vuelven al centro histórico de Maracaibo

“Ahora se revitalizará todo, la economía mejorará”, dice Mabela Castillo. “Las obras son de primer orden, esperamos que venga más gente ahora”, suelta Elisa Chacón. “Excelente, estoy muy contenta; al alcalde Willy, mi apoyo ciento por ciento”, exclama Delvis González. Ellas son tres mujeres asentadas por décadas en la actividad comercial que se realiza en la céntrica Avenida 8, conocida popularmente como la Páez, la cual -por primera vez en su historia- es rehabilitada, como parte del plan macro de recuperación del casco histórico de Maracaibo que lleva a cabo la Alcaldía Bolivariana.

Con alegría y color los habitantes y visitantes disfrutanAlba Canquis, directora de Infraestructura, cuenta que esta obra es el reinicio del plan de restitución que ya arrancó en la calle Derecha hace dos años y el cual, por efectos de la pandemia, había quedado en suspensión. Ahora esa planificación se muestra en una de las vías más queridas de la ciudad, la Páez, que pasa por el frente del popular Callejón de los Pobres para unir la avenida Urdaneta con la Libertador. Estas obras son constitutivas del plan Maracaibo Bella, destinado a la recuperación de valiosos espacios de la capital zuliana.

Castillo, Chacón y González rememoran y dan testimonio de que nunca esta vía de dos sentidos de circulación había sido atendida ni rehabilitada. Hasta ahora, “y eso de manera parcial”, había sido trabajado el Callejón de los Pobres, pero nada más.

La Avenida 8 Páez se integró al circuito seguro y turístico del casco central

Delvis González, quien lleva más de 30 años comerciando en un local de la avenida 8, saca cuentas y dice: “Ahora mi local se está revalorizando cada día más, con todo lo que está haciendo el Alcalde”.

Por su parte, Mabela Castillo destaca que la recuperación de los servicios públicos, la limpieza de los drenajes y todas las demás obras de apoyo hacen que los inquilinos de sus locales comerciales -situados en una de las edificaciones de la Páez- tengan mejores condiciones para trabajar, y eso redunda en una mejor respuesta y capacidad de pago del arrendamiento. Poco a poco, dice, la economía de la zona mejora.

La economía en el centro histórico toma un nuevo auge con la rehabilitación de la Avenida 8.

Elisa Chacón, quien asegura que conoce “el casco central de punta a punta” pues labora en el Callejón de los Pobres, desde que se vendía mercadería que colocaban sobre sábanas -las que tapizaban el suelo de ese lugar-, confía en que ahora va a llegar más turismo y, por extensión, más compradores, pues el casco central mejora sus condiciones y adquiere valor agregado con estos trabajos de la Alcaldía.

 

Las obras

“Obras en la Avenida 8”

La Directora de Infraestructura explica que los trabajos de la avenida 8 “son la continuidad de ese proyecto de grandes dimensiones e inversión que tenemos y ejecutamos nosotros en el casco histórico, que es dónde nace Maracaibo, por lo cual es para nosotros, más que justo y relevante atenderlo”.

En cuanto a los trabajos y sus valoraciones, la arquitecta Canquis recuenta que estos se materializaron con el despeje de los drenajes, que se encontraban obstruidos, y el retiro del lugar de un importante tonelaje de desechos. También se llevó a cabo la reconstrucción de las tapas de los drenajes-del tipo removibles- para un eficiente manejo de la red de saneamiento y acceso óptimo al interior de los conductos de desalojo de fluidos en el sector.

“Más obras en la Avenida 8”

Igualmente, las aceras y brocales debieron ser construidos de nuevo (se utilizaron más de 500 metros cúbicos de concreto). “Estamos regresando nuevamente las caminerías a nuestros ciudadanos”, dice la experta en infraestructura, primero con el despeje de los tarantines que ocupaban estas zonas de tránsito peatonal, y segundo con la construcción de aceras, en concreto estampado (más de mil metros) “para que puedan sentirse como aquellas calles de piedra, antiguas, siempre trayendo a la mente el recuerdo de lo anterior, pero basados en el modernismo, en lo actual”.

Con la aplicación del circuito seguro, los visitantes pueden disfrutar del casco histórico en horas nocturnas.Jardineras y bancas para el descanso y el reposo de los visitantes, así como varios murales para el disfrute visual y goce estético de la población en tránsito, también forman parte de la propuesta cultural y de hábitat prevista y ejecutada para esta zona histórica de Maracaibo.

Todas las fachadas de la calle fueron rehabilitadas o reconstruidas, y pintadas con alegres colores, que armonizan con en el espacio. Además, se instalaron 25 postes de alumbrado. “Un elemento nuevo que verán en la vialidad del centro es lo que se llama un paso peatonal elevado, que sale del Callejón de los Pobres hasta la calle Comercio… para poder indicarle al conductor que para nosotros, en esa área, el privilegio lo tiene el peatón”, pues el nivel de la calle es igual al de las aceras, con lo cual el viandante podrá continuar su paso libremente.

El Callejón está siendo reordenado: recolección diaria de desechos, vigilancia policial permanente, y ubicar áreas de estacionamiento, son parte de los compromisos.

Canquis añade que en el Callejón de los Pobres se construyó una fachada en esta etapa, y para una próxima se tiene planificado instalar allí un techo flotante que será traslúcido, en colores y muy ligero, y se conectará con la calle Comercio. “Nosotros estamos reconstruyendo el centro de la ciudad, por etapas, por fases porque estamos en una economía que no nos permite hacer todo en un mismo momento, como quisiéramos, pero el plan del centro histórico está plasmado desde 2019”.

Con sentido de pertenencia, los maracaiberos y maracaiberas se ven reflejados en su casco histórico

 

Una poligonal patrimonial

Cuadras con sentido de historiaEl plan que tenemos es transformar totalmente el centro histórico de Maracaibo, de convertirlo en una referencia para el occidente del país y para América Latina, afirma el alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, al apreciar y reconocer el valor y la trascendencia de este proyecto.

“El casco central tiene mucha historia que contar, una ciudad puerto, una ciudad que tiene en cada una de sus calles, en cada una de sus esquinas, miles de historias, de anécdotas. La historia de Maracaibo, podríamos decir, está resumida en gran parte en esa poligonal del centro histórico de Maracaibo. Por tanto es nuestra responsabilidad, desde el punto de vista patrimonial, cuidarla; desde el punto de vista cultural, llenar sus espacios, llenarlos de vida, llenarlos de energía, y en eso andamos”, comenta Casanova.

“Ya lo logramos con un tramo de la calle Derecha, lo estamos logrando con el sistema de parques y plazas, el parque Rafael Urdaneta, la plaza Antonio José de Sucre, la plaza Miranda, la plaza Alí Primera, el monumento de la Batalla de Carabobo, la avenida Libertador y, por supuesto, las conexiones de la avenida Libertador con la avenida Urdaneta, en este caso la avenida 8, la Páez, que la estamos transformando en este momento; luego la 12, luego la 14, hasta llegar a la 16, Delicias, para tener una transformación total de nuestro centro histórico de Maracaibo. Estamos empeñados en devolvérselo al maracaibero, a la maracaibera”, dice Willy Casanova.

El casco histórico vuelve a ser de la gente

 

La historia maracaibera en 6 tramos

Vistosidad maracaiberaLa avenida 8, con el nombre de Páez, se encuentra en cada uno de sus seis tramos -desde la calle 96, a la 100- con la historia maracaibera más significativa del casco central de la ciudad capital:

Parte desde la avenida Urdaneta, designada así en honor a nuestro héroe zuliano, el general en jefe Rafael Urdaneta. Más adelante se encuentra con la tradicional calle Carabobo, monumento a la resistencia del gentilicio maracaibero.

Luego se cruza con la histórica calle Venezuela, en esquina con el templo del siglo XVIII Santa Bárbara, vía que conduce al icónico Teatro Baralt, a la histórica Casa de la Capitulación, a las instancias de poder regional (Gobernación y Consejo Legislativo), más la colonial Catedral de Maracaibo -cuyo origen está fechado a finales del año 1500 o comienzos de 1600- y a la primera plaza Bolívar de la ciudad.

El sentimiento maracaibero se expresa y gana notoriedadSeguidamente se mezcla con la muy conocida, colorida y antigua calle Derecha, la que lleva al templo principal de la fe católica, la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

Pasa luego frente a la antiquísima calle Comercio -que se conecta con el popular Callejón de los Pobres- la cual será convertida es un corredor gastronómico.

Y finalmente, cierra en la avenida principal del casco central de Maracaibo: la número 100, la agitada Libertador.

 

Por Lisbeth Rosillón
Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

Compartir: