Hospital de Niños de Veritas, un año de buenas noticias

Visitas: 352

Deireth Ferrer y José Gregorio Morillo le dan la bendición a su hijo JacobDurante la semana 29 de gestación nació Jacob Morillo. Debido a su condición prematura, requirió una dosis de surfactante pulmonar, antibióticos, transfusiones de sangre y tratamiento para superar un cuadro de desnutrición severa.

El neonato fue recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (Ucip) del Hospital II de Niños de Maracaibo. En un cubículo independiente y cerrado, con tecnología de última generación y un personal de salud altamente calificado, el pequeño recibe atención sanitaria gratuita y de calidad, que no sería posible en otro espacio de salud del occidente del país.

Esta unidad es la más grande que existe en el Zulia. Fue creada hace un año, gracias al compromiso del alcalde Willy Casanova  de rescatar este hospital que se encontraba en precarias condiciones. Desde ese momento, las buenas noticias no cesan.

Las labores de recuperación iniciaron el 30 de abril de 2020. Dos semanas después, el 14 de mayo, Maracaibo celebró la inauguración de la mejor Ucip de la región. Tras un arduo trabajo realizado en pandemia, este espacio pediátrico hoy cuenta con nuevas áreas completamente rehabilitadas como emergencia, observación, sala de shock, laboratorio y hospitalización. También se recuperó la fachada principal, dormitorios y baños, además del sistema de gases medicinales y un sistema de climatización de 60 toneladas.

Las áreas recuperadas

El rescate del Hospital II de Niños de Maracaibo forma parte del Plan de Intervención Integral de Áreas de Salud, a través del cual se han recuperado y dotado 66 Consultorios Médicos Populares (CMP), 21 Centros de Diagnóstico Integral (CDI), 5 Salas de Rehabilitación Integral (SRI), 4 ambulatorios y el piso 8 del Hospital Universitario de Maracaibo, destinado a pacientes de la COVID.

“Nos hemos propuesto tener el mejor sistema de salud de toda Venezuela”, dijo Casanova al referir que la punta de lanza es la rehabilitación del Hospital de Niños de Veritas.

“Este lugar es como la cuna de los niños de la ciudad cuando se enferman. Aquí cuentan con los mejores espacios de salud”, refirió la directora general de Infraestructura, Alba Canquis.

La recuperación del Hospital II de Niños disminuye la morbimortalidad infantil

Durante 2020, este espacio de salud ubicado en la parroquia Bolívar de Maracaibo atendió a 19 mil 686 infantes, redujo el número de pacientes referidos a otros centros y contribuyó a disminuir las cifras de mortalidad infantil.

Hospital de Niños en cifras

 

132 atendidos en la Ucip 

“Estamos asombrados con las condiciones de este hospital. El primer día que entré a la Ucip, quedé encantada. Todo está muy limpio, los doctores y las enfermeras están siempre pendientes, el medicamento que necesita el bebé se lo dan”, dijo la madre de Jacob, Deireth Ferrer, habitante del municipio la Cañada de Urdaneta.

El niño de dos meses de edad es el paciente número 132 que ha ingresado a la Ucip del Hospital de Niños, inaugurada el 14 de mayo de 2020.

Síndrome de distrés respiratorio, traumatismo craneoencefálico y cetoacidosis diabética son algunas de las patologías presentadas por los pequeños atendidos, durante el primer año de activación de la Ucip con capacidad para 10 cupos neonatales (recién nacidos y lactantes hasta 12 meses de edad) y 3 pediátricos.

La Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos es la más moderna del Zulia

“Esos cupos no existen en ningún centro privado. Es una gran satisfacción que las mamás puedan contar con esta Ucip, no solo por la infraestructura, sino por el método y la atención médica humanizada”, manifestó la directora del Servicio Autónomo Municipal de Salud (Samas), Lismar Rojas.

Maikelly Labarca acompaña a su bebé Lucas en la UcipCon cinco días de nacido, Lucas ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos con deficiencia respiratoria e ictericia fisiológica. Maikelly Labarca lo amamanta cada tres horas, sentada en un sillón al lado de la incubadora, gracias a que el diseño de la nueva Ucip contempló el acompañamiento materno.

“La atención que aquí le han dado a mi hijo no podrían habérsela dado en otro lado”, reconoció. Con los resultados del urocultivo, espera que le den pronto el alta.

Se modernizaron todas las áreas para brindar una mejor atención a los niños, niñas y adolescentes que acuden a este espacio, mejor monitorización y confort. Tratamos de humanizar la atención y de incluir a las familias en este proceso”, dijo Miguel Luzardo, jefe de Ucip y Emergencia.

La Ucip del Hospital II de Niños cuenta con 10 cupos neonatales y 3 pediátricosEl pediatra intensivista y profesor de la Universidad del Zulia explicó: “Algunas Ucip han reducido significativamente sus camas. Con el trabajo realizado por la Alcaldía de Maracaibo, se aumentó la capacidad para recibir a recién nacidos en estado crítico”.

En la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del también llamado Hospital de Niños de Veritas se adecuó el espacio físico y se instalaron los equipos aportados por el Gobierno nacional: ventiladores mecánicos, equipos ventiladores no invasivos, bombas de infusión para tratamiento y monitores de última tecnología, detalló la hematóloga Directora del Samas.

El Gobierno nacional dotó con equipos para la activación de la UCI pediátrica

Se instaló el servicio de gases medicinales y se recuperaron los aires acondicionados necesarios para la climatización del ambiente, según las normas internacionales. Se repararon ventanas y puertas, se instaló cableado interno, equipo y mobiliario, se pulieron los pisos de granito y se pintaron techos y paredes, precisó el director de Centro de Procesamiento Urbano (CPU), Pedro Monsalve, encargado de la recuperación de los espacios del Hospital.

“Me siento muy feliz de lograr, en medio de las dificultades por la COVID-19, la construcción de esta área de atención especializada, pues este espacio de salud nunca había contado con una Ucip”, manifestó el alcalde Willy Casanova.

 

Una clínica pública 

La preocupación de que su bebé no recibiera atención médica terminó para Daniela Guerrero, quien llevó a su niña de 14 días de nacida a varios espacios de salud en Maracaibo, sin que pudieran examinarla.

Jinniber Luzardo se va feliz a su casa, luego de que su nieta recibiera atención médicaLlegó a la emergencia del Hospital II de Niños de Maracaibo, esperó en una sala de pisos brillantes, paredes limpias y ambiente frío. “Aquí me atendieron a la niña de una vez y la van a hospitalizar”, dijo. La noticia le cambió el rostro y la llenó de esperanzas para la pronta recuperación de Julietta, quien presentó un absceso en el pecho.

“Esto es como una clínica pública. Nos da tranquilidad y seguridad saber que los niños que llegan aquí van a ser atendidos. Se nota la diferencia en las instalaciones”, señaló por su parte Jinniber Luzardo, una vez que el médico de guardia en la emergencia atendió a su nieta Ana Paula por patología respiratoria.

En un largo recorrido desde La Cañada de Urdaneta, Yuleima Villalobos acudió al Hospital II de Niños de Maracaibo en busca de atención médica para su hijo Aarón, por presentar una afección en la piel. Tras la consulta de emergencia, se ordenó el ingreso del lactante por presentar desnutrición. “Gracias a Dios me lo atendieron. Me gustó el hospital y el servicio de los médicos y el personal”, dijo la joven madre.

Yuleima Villalobos agradeció al Alcalde por la rehabilitación del Hospital de Veritas

En el área de emergencia, la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo realizó el encamisado y la pintura, se repararon frisos y se corrigieron fisuras en el manto asfáltico, se recuperaron baños y se pulió el piso, se reparó el sistema eléctrico y se realizó mantenimiento a las tuberías de aguas servidas, reportó el arquitecto Monsalve.

“Desde el punto de vista de medicina de emergencia, ha habido un cambio importante. A raíz de la recuperación del hospital, hemos logrado reducir significativamente el número de pacientes referidos a otros centros. Anteriormente, aquí no se atendían casos graves. Ahora, hemos ingresado más pacientes con diversas patologías y se han hecho muchos diagnósticos complejos. También contamos con gran parte de los insumos y eso ha favorecido la atención”, relató el jefe de Ucip y Emergencia.

 

Destacó el trabajo y compromiso de la directora del hospital, Neyla Soto, para lograr el renacer de este espacio de salud destinado a atender a la población infantil en la región.

 

Camas de esperanza 

El área de hospitalización 2 es un espacio digno para 22 pacientes pediátricosDesde el barrio Cardoncito 1, en la parroquia Antonio Borjas Romero, Sendy Ferrer decidió llevar a la pequeña Jhanna al hospital de Veritas, luego de seis días con diarrea y vómito. “Llévatela pa’ allá rápido que allá te la atienden muy bien”, le dijo una prima.

“Aquí la atención es mil veces mejor. Estoy muy contenta con este hospital. Lo que hay, se lo dan a uno. Ahorita le están pasando antibióticos. Me la están atendiendo muy bien. Todo está limpiecito y bonito. Hay hospitales que deprimen, este te levanta el ánimo”, expresó la abuela desde una de las 22 camas de la renovada área de hospitalización.

La esperanza se respira en este espacio lleno de vida y colores, donde se rehabilitaron también 5 oficinas, el estar de enfermería y los baños.

“En esta área atendemos desde neonatos hasta escolares. Está climatizada, tiene buen ambiente, es un espacio digno donde el personal de enfermería y las mamás refieren que se sienten como en una clínica, porque cuenta con espacios cómodos y dignos. Gracias a los colores de la sala, la estadía es más agradable para los niños”, subrayó el jefe de Enfermería, Luis Pirela.

“Todo lo que hemos hecho en el Hospital II de Niños de Maracaibo, lo hemos hecho con cariño. Desplegamos diseños infantiles en las paredes para que los niños, aunque estén convalecientes, se sientan en un ambiente agradable y eso revitalice su espíritu y su ánimo”, apuntó Alba Canquis, directora General de Infraestructura, al referirse a la ambientación, con dibujos, que se hizo en los diferentes espacios de atención médica, además de la fachada.

La fachada del Hospital de Niños es una muestra del hermoso trabajo realizado en sus instalaciones

 

Lo que viene 

Con la colaboración de Unicef se tiene prevista la pronta activación de las áreas de consulta externa, epidemiología, inmunización y control de niño sano; además de la incorporación de un nuevo espacio de hospitalización que sumará 10 camas a este servicio para un total de 32.

En los 7 consultorios se atenderán áreas como neurología pediátrica, otorrinolaringología y riesgo nutricional, entre otras.

Igualmente, con al aporte del organismo de ayuda humanitaria, que ejecuta el programa Espacio Amigable, el aula escolar también abrirá pronto sus puertas. El Jardín de Iris recibió este nombre en honor a Iris González, una paciente con parálisis cerebral que permaneció 28 años en el hospital hasta que falleció el año pasado. Esta sala será un canal para incorporar al sistema educativo a los niños que ingresen a hospitalización. Dos docentes, un psicólogo, un psicopedagogo y un representante de Unicef conformarán el equipo.

Este año se incorporarán los programas Mamá y Bebé Sano y el Servicio de Atención Integral a la Mujer.

El compromiso del Alcalde con la directora Soto es continuar con una inversión destinada a reactivar los tres quirófanos de manera progresiva, en conjunto con Unicef.

La idea es rehabilitar el 100 % del hospital, incluyendo su capilla, todo está dentro de nuestros planes de intervención. Pedimos paciencia para poder abarcarlo todo. Eso sí, cuando damos un paso, lo concluimos. Por eso, lo seccionamos por etapas, y así tener capacidad de cumplimiento”, sostuvo la arquitecta Alba Canquis.

 

Compromiso a toda prueba 

El rescate del Hospital de Niños no se logra solo con la rehabilitación de las distintas áreas, “sino con el compromiso de cada uno de los médicos, de la directora y de todo ese equipo que labora allí y que lo hace posible”. Por ello, Canquis insiste en que se trata de un trabajo en conjunto para lograr la mejor atención de los pacientes.

El jefe de Enfermería, Luis Pirela, resalta el valor de la rehabilitación del hospitalAdemás de los niños atendidos y sus familiares, 450 trabajadores del hospital son testigos del cambio impulsado desde la Alcaldía de Maracaibo y demuestran su sentido de pertenencia a la institución. Cuidan que todo se mantenga limpio y en orden.

“Gracias al personal, el hospital se mantiene como el Alcalde lo entregó hace un año. También le decimos a las mamás que cuiden la institución porque en otro lado no van a encontrar la calidad del servicio que hay aquí”, manifestó el jefe de 56 enfermeros y enfermeras.

“Desde que se hicieron esos trabajos de remodelación y esta gestión comenzó a romper algunos paradigmas, ha mejorado mucho la atención del paciente, y la manera como se atiende al familiar, la humanización. Uno ve el resultado en los pacientes cuando mejoran y en las madres que se van satisfechas”, refirió el médico intensivista Miguel Luzardo.

En sus 30 años de servicio, Aris Rondón ha visto muchos cambios en la institución. “Este era el único hospital en la zona que no tenía Ucip. Y ahora tenemos este servicio bien equipado, donde se le da prioridad a los niños de madres de pocos recursos”, dijo.

Aris Rondón es una de las 450 trabajadoras del Hospital de NiñosDesde el servicio de farmacia, donde se encarga de despachar medicamentos a las diferentes áreas del hospital, Rondón compartió la alegría por las renovaciones realizadas: “Tantos alcaldes que han pasado y Willy es el único que ha mejorado estos espacios en todos los sentidos. Le pedimos que siga ayudando a consolidar otros servicios, esperamos que se pueda abrir los pabellones. Los trabajadores le damos nuestro apoyo”.

En esto coincide Daniel Carroz, despensero de cocina: “En los 29 años que tengo de servicio, ningún alcalde se había metido en la institución. Estamos contentos con todo lo que se ha logrado. Cualquier paciente que venga aquí va a encontrar un servicio de calidad, esto es como una clínica, hasta medicamentos les dan”.

Carroz observó que desde hace un año todo funciona perfectamente en el hospital. “Lo que se daña, se avisa, y enseguida está aquí el personal de la Alcaldía apoyándonos. Todo esto nos motiva a seguir trabajado, a hacerlo mejor”.

“A través de la Dirección de Mantenimiento de Infraestructura de Salud cuidamos cada detalle para que siempre esté en buenas condiciones”, dijo Canquis.

La municipalidad presta atención permanente para garantizar el funcionamiento de los espacios recuperados en el Hospital II de Niños de Maracaibo. Se realiza mantenimiento preventivo y correctivo de aires acondicionados, sistema de iluminación y planta eléctrica; se garantiza la dotación de gasoil y agua, y se mantiene una frecuencia para la recolección de desechos sólidos y biológicos.

 

Por la Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

Compartir: