Ciudades Comunales, territorios del Poder Popular

Visitas: 362

La reciente consulta pública nacional del Proyecto de Ley Orgánica de Ciudades Comunales, aprobada en primera discusión a principios de marzo por la Asamblea Nacional (AN), aún suscita una ola de inquietudes que por redes y otros medios crecen día a día. Pero de qué se trata este proyecto y cómo se desarrolló el debate en Maracaibo y la región desde el 20 de marzo, cuando se instaló el equipo promotor para la consulta, hasta su cierre el 18 de mayo.

La ciudad comunal se entiende como la suma de un conjunto de comunas que se agregan para conformar un ámbito territorial determinado. Es claro que cada comuna está constituida por varias comunidades.Líderes y lideresas escribieron sus propuestas sobre la ley

Tanto la comuna como la ciudad comunal son instancias que forman parte del llamado sistema de agregación comunal, que incluye diversos estados del poder popular.

Así se va fortaleciendo la capacidad de autogobierno del pueblo, lo que significa ejercer el poder directo en la gestión de políticas públicas, que coadyuven a la resolución de necesidades y problemas en el territorio, para conseguir el bienestar común, en articulación con el gobierno nacional, regional y local, y en concordancia con el plan de desarrollo económico y social de la nación.

Todo esto está contemplado en las leyes de la República Bolivariana de Venezuela y se corresponde con nuestra condición de Estado democrático y social de derecho y de justicia refrendada en la Constitución, donde se privilegian la vida, la justicia social y la equidad, entre otros valores humanísticos y socialistas.

Los trabajadores y el pueblo organizado ejercen su protagonismo

Siendo así, el proyecto de Ley de las Ciudades Comunales, y su consulta nacional, es un deber que está cumpliendo y asumiendo el

Ejecutivo con el soberano, el pueblo organizado, de conformidad con lo que manda la carta magna, la cual insta a los poderes públicos a impulsar y apoyar las iniciativas que expresen democracia participativa y protagónica.

Jessy Gascón en pleno debate sobre las ciudades comunales

 

La consulta pública en Maracaibo y la región

En el mapa regional, la diputada Nayary Linares, integrante de la Comisión Permanente para el Desarrollo de las Comunas y responsable de la consulta en el Zulia, informa que este estado registra el mayor número de comunas en el país: 298; además, cuenta con 5.233 consejos comunales y, desde ya, con 42 propuestas de ciudades comunales. “Esto, en relación con la consulta, se tradujo en 432 Asambleas, más de 7.617 participantes, 117 videoconferencias y 35 movimientos sociales vinculados, lo que representa la más alta participación a escala nacional”.

Destaca que este trabajo se enmarca en el Congreso Bicentenario de los Pueblos, capítulo Comuna. “Nos desplegamos por las 21 cámaras municipales, en compañía de los alcaldes y alcaldesas, protectores y protectoras, concejales y concejalas, recorrido que nos permitió dejar instalados los equipos promotores y las comisiones que garantizaron el efectivo debate en los territorios comunales y la sistematización de sus aportes”.

Los resultados de la consulta fueron resguardados en cajas debidamente identificadas por cada municipio y entregados a la comisión nacional, encabezada por el diputado Rodolfo Crespo.

Comuneras y comuneros hicieron trabajo de mesa para aportar sus experiencias“El acto de cierre de la consulta se llevó a cabo en el territorio de la Comuna Agrícola Socialista Ezequiel Zamora, de la parroquia Venancio Pulgar, del municipio Maracaibo”, refiere Linares. Añade que fue Maracaibo donde hubo “el mayor número de asambleas y participación en esta primera consulta de ley”.

“La Ley de Ciudades Comunales es un debate complejo que dimos en las 64 comunas que tiene Maracaibo y en las que están en construcción, que son más de 70”, dice Jessy Gascón, directora del Sistema de Gobierno Popular de la Alcaldía, quien acompañó a la diputada Linares en en el despliegue y discusión de esta ley, junto a los 26 concejales y concejalas de Maracaibo y el Bloque Presidencial de Comunas.

La composición de la ciudad comunal debe ser el resultado de un proceso cultural, estratégico y de desarrollo de las potencialidades territoriales; esto no puede decretarse, como dicen enérgicamente las comuneras y comuneros. Este es un proceso que se construye desde la intención colectiva de quienes conviven en un territorio, para agregar voluntades y crear las zonas comunes de desarrollo económico y de desarrollo social para la cultura, la salud, la formación y demás aspectos del territorio”, enfatiza Gascón.

Principios y valores

Bajo su amplia experiencia como planificadora comunal y líder popular, la directora Gascón asegura que este proyecto de ley busca transformar la forma de gobernar. “Se busca profundizar la democracia generando posibilidades para que la ciudadanía no sólo ejerza su opinión sino que sea parte del sistema de decisiones y de construcción de la política; que se voltee la pirámide y venga desde la gente esa planificación pública, como un gran hecho participativo en el que el pueblo organizado, definiendo sus necesidades y con la legitimación de sus órganos de liderazgo pueda, desde los poderes públicos, construir y acompañar el proceso revolucionario”.

El Alcalde Willy Casanova acompañó la consultaEl alcalde Willy Casanova, por su parte, asevera que “la ciudad comunal es ver la ciudad en su integralidad y planificarla con la gente. Es ver cada realidad, cada proyecto, para construir un plan de desarrollo del municipio, que no sea la visión de un alcalde, de un equipo, sino que sea efectivamente la sumatoria de la planificación de la gente, lo que piensa, lo que discute y aprueba”.

Para el Alcalde, este es un proyecto de desarrollo pleno de la vida ciudadana, donde la municipalidad y sus funciones se mantienen, incorporando el elemento de la ciudad comunal. “Eso aumenta nuestras capacidades para leer, de mejor manera, la realidad que cotidianamente ocurre en los territorios”, agrega.

Los movimientos sociales asumen su participación democrática y protagónicaEvidentemente, la consulta del proyecto de Ley de Ciudades Comunales tiene en las comunas su cauce principal, pues, como se ha dicho, forman parte de un sistema de leyes, que busca una escala mayor en el poder de participación democrática y protagónica del pueblo organizado, pero ello no excluye del debate a otras formas de organización comunitarias. “El debate de esta ley es con todo el mundo, con todos los vecinos y vecinas, con los condominios, con las organizaciones del poder popular, con las organizaciones culturales, recreativas y deportivas que existan en el barrio, en la comunidad, en las parroquias, para que Maracaibo, una ciudad de dos millones y medio de habitantes, pueda tener ante la Asamblea Nacional su opinión firme, clara, plena y que se reconozca la voz de la mayoría que habita en esta hermosa ciudad”, expresa el Alcalde.

Voceras y voceros de los concejos comunales estudiaron el proyecto

 

Voces de las comunas

Las mujeres tuvieron una presencia activa en el proceso de consultaAndrea Araque, planificadora del Bloque de Comunas del municipio Maracaibo y parte del comité de comuneros y comuneras desplegados para la consulta, tanto en la ciudad como en el resto del estado Zulia, caracteriza las ciudades comunales: “Son una forma de organización política territorial y social, fundada en el espíritu democrático de derecho y de justicia; amparada en la Constitución, su modelo económico es de propiedad social, de desarrollo endógeno sustentable, así también de transferencia de competencias que permite al autogobierno administrar los recursos, a través del banco comunal y dar respuesta inmediata a las necesidades del territorio”.

Araque cuenta su experiencia en cada una de las asambleas instaladas. “Vimos una grata receptividad por parte de los movimientos participantes, los voceros de los consejos comunales, los comuneros y comuneras y también los concejales, quienes se sumaron al llamado de la consulta. Todos pudimos hacer propuestas sobre la Ley de Ciudades Comunales, partiendo de las vivencias de cada territorio”.

Se pudieron realizar más de 120 asambleas en el municipio Maracaibo, con una participación suficiente en cada evento.

Integración de la ciudad comunal

La comunera Carmen Paz, de la comuna Jutchinma wayuu kot tajirraws (El esfuerzo unido de los wayuu), manifiesta que las ciudades comunales son una fuerza para la construcción de un modelo donde lo colectivo; el bien común está por encima de lo individual.

“Es una experiencia muy positiva. Sólo en revolución se dan procesos de consulta como este”, comenta Paz en relación con el llamado hecho por el Ejecutivo nacional de recoger la opinión de todas y todos sobre el proyecto de Ley de Ciudades Comunales. “Para nosotros, el modelo que se plantea tiene sentido, porque los wayuu desde nuestros ancestros han vivido en comuna”.

Con diálogo, consulta y debate se promueve la organización de la comunidadYajaira Inciarte, de la comuna Los 4 Vértices de la Revolución, expresa: “Creo en el rumbo comunal, que todos unidos podamos dar respuesta a las necesidades de la comunidad. Hay que deslastrarse del individualismo, del yoísmo, y abrazar prácticas de cooperación”.

Indica que con las ciudades comunales nos acercamos a esa transformación, “a una nueva ética donde la pluralidad se manifieste y nos haga más humanistas en el trabajo social”.

Para Inciarte fue importante esta consulta. “Se hizo un estudio de cada artículo, para estar claro de su significado político, porque muchos se confunden, creen que estas formas de participación organizada son instrumento para quitar a autoridades, y no es así, es para que nosotros nos empoderemos, formar parte de la política, no esperar que el gobierno nos dé todo, sino ser parte del gobierno, ser constructores de nuevas políticas de producción social, artesanal, de acción comunera para el bien de todas y todos”.

 

Por Venus Azuaje
Oficina de Comunicación e Información
Alcaldía Bolivariana de Maracaibo

Compartir: