15 de agosto de 1805 - Juramento de Simón Bolívar en el Monte Sacro en Roma

Visitas: 586

Bolívar queda viudo a los 19 años. Es rico, joven e impulsivo. En Europa lleva una vida comprensiblemente disoluta. Su maestro Simón Rodríguez, o Samuel Robinson, seudónimo que adoptó cuando partió al exilio, coincide con él en su errante paso por el viejo continente y juntos recorren las calles cavilando sobre la actualidad y el destino del mundo. Es allí cuando, cuenta Bolívar: "El Monte Sacro con su siempre tesoro de ruinas, impulsó mi ánimo y mi espíritu a una promesa que me siento orgulloso de haber cumplido. El haber jurado sobre aquella tierra santa la libertad de mi patria. Aquel día de eterna gloria..." Esto sucedió un día como hoy, 14 de agosto, en 1805. "Cuando salimos de allí, -dijo- me despojé de todas mis pertenencias fútiles y se las di al cuidado a Robinson". La decisión de abandonarlo todo por la independencia estaba tomada y el destino de América del Sur por obra de su genio y su espada, sellado. Seríamos libres y soberanos.