08 de septiembre de 1652 - Aparición de la Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela

Visitas: 586

Cuenta la tradición católica que el indio Coromoto, Cacique de los Cospes, pueblo reacio a ser bautizado, y su mujer caminaban por un sendero vegetal ubicado en lo que hoy es Guanare, estado Portuguesa, cuando fueron sorprendidos por una imagen femenina que caminaba sobre las aguas. Esta les sonrió con rostro sereno y amoroso y hablándoles en su lengua, les pidió que se bautizaran. Otra vez, estando en su choza, el 8 de septiembre de 1652, acompañado por su mujer y su cuñada Isabel, la Virgen se apareció de nuevo, irradiando una luz tan brillante que hacía daño a la vista. Coromoto se resistió a la aparición divina y la forzó a que saliera de su casa. La imagen se desvaneció, pero en las manos crispadas del indio, al abrirlas, se encontró una imagen de la Virgen que desprendía rayos de luz. A pesar de las señales, el indio no accedió al bautismo sino en su lecho de agonía tras sufrir una picada de víbora, de la que se recuperó milagrosamente. Nació así una advocación mariana que, desde el 7 de octubre de 1944 el Papa Pío XII declaró "Patrona de Venezuela" y cuya coronación canónica se realizó el 11 de septiembre de 1952.